Sara Gutiérrez: “Rompimos por la maternidad. Ni podía obligarla, ni ella pedirme que renunciara”